Granos infectados. Todo lo que tienes que saber…

Granos infectados. Todo lo que tienes que saber…

¿Se te infectan los granos? Te contamos por qué y cómo tratarlos

Los forúnculos o granos son acumulaciones de pus a causa de una una bacteria que haya infectado un folículo piloso, es decir, la zona en la que crece el pelo. Si eres propenso a tener granos y no sabes cómo evitarlos o cómo podrías mejorar tu tratamiento, estás en el sitio adecuado. Sigue leyendo toda la información que te proporcionamos sobre los granos y sus infecciones.

Prácticamente ningún tipo de piel se libra de tener espinillas o granos en algún momento de su vida. Y, aunque no sea un problema de extrema gravedad, a todos nos gusta lucir una piel suave, limpia y sin imperfecciones. De hecho, puede afectar emocionalmente a una persona debilitando su autoestima y, por tanto, perjudicándole psicológicamente.

Tipos de espinillas o granos

Es importante diferenciar los diferentes tipos de espinillas que podemos sufrir. Los profesionales informan que, dependiendo de la zona en la que aparezca, puede tener relación con algún problema que se esté dando en el interior de tu organismo.

Granos

Se trata de una infección que se inflama y afecta a todo el conductor excretor. Es visible en la piel y en la mayoría de ocasiones adquiere un color rojizo.

Los grandes granos son los que se denominan forúnculos. Estos tienen mucha más secreción de grasa y se infectan en la parte del folículo. Tienen un color rojo intenso y son muy dolorosos. Si el tratamiento de estos últimos no se realiza de la forma adecuada, puede implicar cicatrices en la zona afectada.

Miliums

Suelen aparecen en las zonas donde apenas hay secreción sebácea, es decir, de la grasa del sebo. Adquieren un color blanquecino y la grasa se encuentra queratinizada.

Quistes

Son pequeños abultamientos formados por la acumulación de pus que pueden ir creciendo y adquieren un color blanquecino o amarillento. Cuando son de pequeño tamaño, pueden llegar a pasar desapercibidos. A pesar de que no se infectan, pueden llegar a ser bastante dolorosos y, además, provocar otros deterioros en la piel.

Espinillas

Este tipo de imperfecciones son, en realidad, pequeños granos que tienen la punta blanca. Seguro que te suenan. Ahí es donde se acumula la infección en forma de pus.

Puntos negros

Los puntos negros también son considerados como un tipo de espinillas. Se trata de una saturación de grasa en los conductos. Esta se vuelve de color negro o marrón oscuro a causa de la oxidación de los pigmentos de la piel, sobre todo de la melanina.

Estos no se originan a causa de la suciedad, por lo que frotarlos para eliminar los desechos es en vano. No obstante, aunque no sea el origen del problema, se pueden agravar por las condiciones medio ambientales, el uso de cosméticos no adecuados y, por supuesto, una mala higiene de la zona.

Causas por las que los granos se infectan

Es importante que sepas por qué las espinillas se infectan. Para ello, informarte en los sitios adecuados y por personas cualificadas es fundamental para poder llevar a cabo el tratamiento adecuado.

Los granos y sus distintos tipos pueden encontrarse en numerosas zonas de tu cuerpo. Y este problema se debe sobre todo a la obstrucción de las glándulas sebáceas. Estas se localizan en la parte más honda de la capa de la piel. Cuando las células muertas se van quedando atrás de manera natural, se mezclan con este sebo. De este modo, se obstruyen los poros de la piel y el conjunto crea un caldo de cultivo perfecto para las bacterias responsables de los granos y el acné.

Tenemos bacterias en el cuerpo que en un principio son inofensivas y residen de manera habitual en el organismo. Sin embargo, cuando se dan estas circunstancias, al mezclarse todos los elementos, actúan de forma perjudicial.

Otra de las razones pueden ser las infecciones provenientes de los hongos, concretamente de la Malassezia. Esta reside en el organismo de manera natural, por lo que tratar de eliminarla puede provocar el ambiente necesario para su expansión. Asimismo, las infecciones estafilocócicas surgen a causa de un agravamiento por pelos enconados, espinillas rotas o protuberancias.

Por último, la hormona de la testosterona, normal en hombres y mujeres, puede aumentar la producción de sebo, lo que daría un entorno adecuado para el desarrollo de bacterias y hongos.

Tratamientos y remedios caseros para granos infectados

Lo más importante en las espinillas de pus es no apretarlas o, si tus ganas te pueden, al menos no hacerlo con los dedos y las uñas, ya que pueden quedar marcas en la zona. También serán muy útiles los tratamientos de barro.

En el caso de que quieras realizar una extracción de los puntos negros, te aconsejamos la visita a un profesional. Si prefieres algo más casero, lo fundamental es llevar una rutina de exfoliación constante.

Lo mejor para evitar al máximo este tipo de imperfecciones es tener un hábito de limpieza. En el rostro es donde más se manifiestan las espinillas, por lo que limpiarlo a diario y llevar tratamientos beneficiosos para tu tipo de piel evitará esas apariciones tan inoportunas.

Deja un comentario