Todo sobre los granos labiales

Todo sobre los granos labiales

Todo sobre los granos labiales

Todos deseamos lucir de la mejor de las maneras posibles en todo momento. Sobre todo, querríamos ser siempre nosotros mismos y no sentir vergüenza alguna de nuestra forma de ser o apariencia física. Por eso, la situación se vuelve crítica (que no de vida o muerte) cuando grupos de granos o espinillas aparecen por nuestro rostro y nos hacen sentir como parias sociales.

Pero no hay que echarse las manos a la cabeza. Son muchos los jóvenes e incluso adultos que sufren de acné, especialmente de granos o espinillas en los labios o a su alrededor. Si te cuentas entre las personas que sufren esta incomodidad, no debes preocuparte. Aquí te vamos algunos consejos para ponerle remedio de forma inmediata.

Las principales causas de los granos en la boca

Aunque las causas son diversas, existen también muy variados remedios tanto naturales como creados por la ciencia, así que de un modo u otro podrás eliminar el molesto dolor en tus labios y los antiestéticos granos de una vez por todas.

Los granitos, aftas o llagas dentro de la boca, además de ser un perjuicio para tu estado emocional, ante la inquietud del rechazo de los demás por presentar dichas heridas, es también una molestia física, tanto por el dolor que conllevan como por el impedimento que te suponen a la hora de disfrutar de alimentos o bebidas.

Los tipos de granos en la boca

Los granitos o llagas en los labios e interior de la boca son de longitud muy pequeña. El problema de la aparición de granos o llagas dentro de la boca es que, al ser un lugar muy húmedo, es difícil que se curen enseguida y desaparezcan. El dolor y molestia que producen pueden hacerte desear dejar de hablar, incluso.

Existen dos tipos principales de llagas o granos en los labios:

– Los simples, cuya aparición no tiene demasiada relevancia, pues se da de manera ocasional y durante periodos de entre una o dos semanas. Suelen aparecer entre los veinte y los veinticinco años de edad.

– Los complejos, que son aquellos que aparecen en muy contadas ocasiones, y solamente en personas que han padecido de úlceras.

Las principales causas de los granitos labiales engloban:

– Daño por objetos en la boca, como cuando agarras algo con los labios o te das un golpe.

– Secuela de la depresión o el estrés.

– Por consumo de alimentos cítricos y ácidos.

– Consecuencia de una deficiencia inmunológica de tu organismo.

– Si sufres de anemia por problemas nutricionales.

– Enfermedades de tipo gastrointestinal.

– Pueden aparecer si se te ocurre pasarte objetos afilados por la boca, como tenedores o cuchillos.

– Las ortodoncias pueden producirte ocasionales llagas en los labios y dentro de la boca.

– Puede deberse a una falta de ácido fólico y de hierro.

– La causa puede ser el herpes labial, cuyo origen es un virus contagioso. Las llagas y granitos del herpes pueden ser peores que los debidos a las otras causas.

Remedios para sanar las llagas y granitos en los labios

A continuación, vamos a detallarte algunas soluciones que puedes llevar a cabo en tu propia casa para aliviar la molestia de las llagas y granitos en la boca.

Agua con sal

Puedes mezclar una cucharadita de sal con un vaso de agua tibia y usar la solución para enjuagarte suavemente los granitos y úlceras de los labios, o para enjuagarte el interior de la boca, procurando que el agua toque de manera contundente las heridas.

Es un proceso que debes repetir tres veces a lo largo del día, y nunca de manera excesiva, pues podría producir la irritación de tus granitos.

Bicarbonato de sodio

Un poco de bicarbonato disuelto en medio vaso de agua tibia previamente hervida. Para las llagas y granitos en los labios y alrededor, puedes usar un bastoncillo de los que se usan para limpiar los oídos humedecido con la solución, aplicándotelo sobre ellos y dejando que actúe unos cinco minutos antes de enjuagar con abundante agua limpia y tibia.

Para las llagas en el interior de la boca, debes enjuagarte con un trago del agua con bicarbonato y después hacer lo mismo pero con agua limpia.

El agua oxigenada

Esta sustancia es perfecta para sanar los granitos y llagas en los labios, en el exterior de la boca. Tres veces al día, debes humedecer un bastoncillo y colocártelo sobre las molestias.

Ajo

Esta solución puede arder un poco al aplicártela, y es un poco excesivo para tratar granitos, pero puede ayudarte con las llagas en los labios. Un bastoncillo empapado de ajo molido aplicado durante un par de minutos en tus heridas será suficiente. Después enjuágate con agua de manzanilla o agua tibia limpia.

Como puedes ver, tratar los granitos y las llagas en los labios, alrededor de la boca o en su interior, es algo que está al alcance de cualquiera. No te agobies, y ponle solución de manera inmediata.

Deja un comentario