Granos testiculares. Cosas que debes tener en cuenta.

Granos testiculares. Cosas que debes tener en cuenta.

Todo lo que debes saber sobre los granos testiculares

Prácticamente todo nuestro cuerpo es susceptible de desarrollar cualquier tipo de granos. Esto, pues, no exime a la zona testicular. Al ser una área especialmente sensible, suele conllevar más preocupación cuando se detectan granitos en los testículos. Aquí vamos a explicarte todo lo que hay que saber sobre ellos.

¿Qué son los granos testiculares?

Como su nombre indica, son bultitos que aparecen en la zona testicular, pero también pueden darse en las zonas próximas, como el glande, el prepucio o el escroto. Su forma y tamaño dependen de muchos factores de cada persona (edad, historial médico, peso, talla y un largo etcétera).

¿Por qué aparecen granos en los testículos?

Puede deberse a muchas causas, y no únicamente a una falta de protección durante las relaciones sexuales, como suele creerse. Esto, si bien sí que puede ser una causa, no es la única, pues existen más tipos y más comunes.

La ropa interior

Las propias prendas íntimas pueden causar estos granitos. Puede, por ejemplo, que seas alérgico a un tipo de textura y que estos granos hayan aparecido al cambiar de ropa interior. También suelen ser comunes estos granos debido al sudor que se produce en la zona, sobre todo realizando actividad física o por el verano.

La fricción también juega un papel importante en su manifestación, así como la ingesta de algunos alimentos, tal y como ocurre con los granos del cutis.

Las relaciones sexuales

En efecto, la poca protección o el descuido en el coito sí que puede causar ciertos granos en los testículos. Lo cierto es que si esta es la causa, suele ir acompañada de otros síntomas como el enrojecimiento del glande, por lo que deberás asegurarte concienzudamente.

La falta de higiene

La zona testicular ha de lavarse todos los días, pues es una de las partes que más sudor recoge y más calor recibe, ya que no suele estar mucho tiempo al aire libre. Un descuido prolongado en la higiene íntima puede desembocar en la aparición de estos granos.

¿Cómo tratar los granos en los testículos?

Existen dos formas: mediante soluciones naturales o con la ayuda de medicinas. De todos modos, es realmente importante acudir al médico de cabecera para que confirme cuál puede ser la causa de los granos. Una vez sabido, es cuando deberías decantarte por una u otra opción.

Mediante remedios caseros

– Algodón con alcohol: si la zona te lo permite, puedes aplicar este remedio varias veces al día sin abusar. De esta forma, desinfectarás la zona y su entorno.

– Jabón con glicerina: igual que puedes hacer con las espinillas de la cara, el jabón con glicerina suele dar muy buenos resultados en relación a los granos.

– Limón: de nuevo, este remedio también sirve para las espinillas faciales. El limón tiene la propiedad de secar los granos y de eliminar la grasa del tejido para tener, así, una zona limpia y sin excesos.

– El pH neutro: existen jabones especiales que respetan el pH de la zona íntima. De hecho, son los más recomendados para lavar dicha área, tanto masculina como femenina. De esta forma, el pH no se alterará y evitarás irritaciones y granos. También se venden pequeñas cápsulas con agua con las mismas propiedades, por lo que puedes combinar ambos de forma simultánea.

Mediante medicinas

La solución más rápida y directa son las pomadas. Aunque existen pastillas u otros métodos que dependen de las causas de los granos, las pomadas actúan directamente sobre la zona afectada y su efecto es más inmediato.

Existen multitud de pomadas indicadas para estos casos: analgésicas, antibacterianas, antibióticas, hidratantes… por lo que lo más recomendable es pedir asesoramiento profesional antes de iniciar ningún tratamiento por cuenta propia.

Algunos consejos

– Visita siempre a tu médico para conocer las causas y los tratamientos específicos para cada caso. Un grano en los testículos puede no ser absolutamente nada, pero también puede ser el comienzo, por ejemplo, de una enfermedad de transmisión sexual, por lo que esta debe ser siempre tu primera opción.

– Mantén una higiene óptima. Existen muchos métodos muy efectivos para lavar la zona testicular y sus alrededores de forma segura y, sobre todo, eficaz. Limpia tus testículos cada día, pero tampoco seas excesivo para no alterar el pH de la zona.

– Utiliza preservativos para evitar las enfermedades de transmisión sexual. Es sumamente importante el uso de preservativos (masculinos o femeninos) durante el acto sexual. No solo se evitarán posibles embarazos y/o infecciones, sino que además, al ver los granos y haber usado siempre preservativo, podrás descartar casi por completo el riesgo de infección por enfermedad de transmisión sexual.

En conclusión

Los granos testiculares son mucho más comunes de lo que suele creerse. Pueden aparecer por distintos motivos y tener diferentes tratamientos. Al contrario de lo que piensa la mayoría, los granos no son sinónimo de ETS, ya que pueden ser muchas más cosas y mucho más leves.

Lo dicho, visita a tu médico para asegurarte al cien por cien y recibirás el tratamiento que mejor corresponda.

Deja un comentario